Ir al contenido principal

MONICIONES PARA EL DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenas noches, (días, tarde) Hoy estamos recordando y celebrando la vocación misionera de la Iglesia. Le pediremos al Señor que nos ayude a vivirla plenamente. Hemos de realizar hoy la tarea evangelizadora, primeramente por el anuncio directo del Evangelio con todos los medios a nuestro alcance: palabra (evangelización, homilía, catequesis), liturgia, medios de comunicación social (prensa, radio, televisión, Internet), literatura, arte, fiesta y convivencia. En un segundo lugar, el anuncio y la palabra han de ir acompañados con el testimonio de la vida y de los signos, es decir, con el compromiso de los cristianos por la promoción humana desde su dignidad de persona a su condición de hijos de Dios y hermanos de los demás. Pónganse de pie para que empecemos esta liturgia.

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA

El profeta Isaías está convencido de que está a punto de llegar la justicia y la salvación de Dios. Por esta razón invita al pueblo a la acción, practicando el derecho y la justicia: “Velen por los derechos de los demás. Practiquen la justicia.

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA

San Pablo exhorta a su amigo Timoteo y a la comunidad a que se hagan oraciones no sólo por sus propios miembros, sino por todos los hombres y por la sociedad en general. Debemos pedir por todos los hombres, reconociendo que el plan de Dios es un plan de salvación universal. Escuchemos la recomendación del Apóstol.

MONICIÓN A LA TERCERA LECTURA

La primera misión era anunciar que el Reino de los cielos está cerca. La nueva misión consiste en hacer discípulos del Señor en todos los pueblos de la tierra. Presten atención a este mensaje que nos presenta san Mateo.

EXHORTACIÓN FINAL

Señor Jesús,
que has prometido permanecer entre nosotros
si nos amamos como Tú nos amas,

Te rogamos lleves a buen término
-por los caminos de la paz,
de la justicia y del perdón
a esta humanidad lacerada de guerras,
violencia y hambrienta de fraternidad.

Da fortaleza a los misioneros
que están llevando la antorcha de la fe
y haz que, siguiendo los pasos de San Francisco Javier,
sean testigos valientes del Evangelio,

Infunde en muchos jóvenes la ilusión de seguirte por
el camino de la vocación al laicado,
a la vida consagrada y a la vida sacerdotal.

Te lo pedimos en unión con María,
Reina de las Misiones
y Estrella de la Nueva Evangelización. Amén.


Entradas más populares de este blog

Homilía para el Domingo XXVIII del Tiempo Ordinario

Is 25,6-10ª; Sal 22; Flp 4,12-14.19-20; Mt 22,1-14
Ciclo A
Todos invitados, solo se queda fuera el que no quiere entrar
El domingo pasado el simbolismo se tomaba de la viña, hoy la imagen es el banquete.También es un relato polémico que acusa a los dirigentes judíos de haber rechazado la oferta de salvación que Dios les hace por medio de Jesús. Mateo se dirige a una comunidad que tenía que superar el trauma de la separación de la religión judía, y el peligro de repetir los mismos errores. Insiste en el tema de la universalidad, que tantos quebraderos de cabeza produjo a las primeras comunidades. No es fácil renunciar a los privilegios.
El texto de Isaías es una joya. El profeta tiene que hablar a un pueblo que atraviesa la peor crisis de su historia. Lo hace con una visión de futuro muy lúcida. Creo que hoy el texto del AT supera al evangelio, en belleza formal y en mensaje teológico. Naturalmente que es un lenguaje simbólico. Habla de ·manjares enjundiosos y vinos generosos, ·de quitar e…

Homilía para el Domingo XXV del Tiempo Ordinario

Is 55,6-9; Sal 144; Fil 1,20c-24.27ª; Mt 20,1-16
Ciclo A
Dame y te doy, así no funciona la relación con Dios
Cuando se escribió este evangelio, las comunidades llevaban ya muchos años de rodaje pero seguían creciendo. Los veteranos, seguramente reclamaban privilegios, porque en un ambiente de inminente final de la historia, los que se incorporaban no iban a tener la oportunidad de trabajar como lo habían hecho ellos.La parábola advierte a los cristianos que no es mérito suyo haber accedido a la fe antes, sería ridículo esperar mayor paga.
El contexto inmediato es muy interesante. ·Jesús acaba de decir al joven rico que venda todo lo que tiene y le siga. ·A continuación, Pedro se destaca y dice a Jesús: “Pues nosotros lo hemos dejado todo, ¿qué tendremos?” ·Jesús le promete cien veces más, pero termina con esa frase enigmática: “Hay primeros que serán últimos, y últimos que serán primeros”. ·A continuación viene el relato de hoy, que repite, al final, la misma frase pero invirtiendo los…

El «castigo» de ver

Hola mi querido amigo:
Aquí me tienes como cada Jueves. He esperado que llegara este día con ansias, sobre todo porque es el día que podemos platicar un poco más de tiempo, sin los distractores del trabajo, por más que no lo quiera, siempre se hacen presentes cuando estoy contigo, tal vez es por eso que me encantan los jueves, porque son días llenos de ti, el hecho de saber que nos encontraremos por más tiempo, que disfrutaré de tu presencia, de tu amor, de tu paz, de tu silencio, hacen que desde que me despierto, sienta esa emoción extraña en el corazón, y esas ansias de querer hacerlo todo rápido, para poder venir a hablarte y quedarme largo, largo rato contigo. Así que, mil gracias por este momento, por este espacio, por estos minutos de Amor contemplado.
Hace unos días, recordé lo que hace algún tiempo puso como pena por violar una ley de tránsito, un juez de Santa Mónica, en Estados Unidos, a una jovencita imprudente. En aquel entonces, los periódicos mostraron la noticia como a…